LBL 2019

Expertos en fabricación aditiva industrial ponen el acento en las múlt

Áreas como la salud, la automoción, la arquitectura o la ingeniería, entre otras, tienen un amplio desarrollo en este campo, en el que se consiguen mejorar tiempos y procesos

01/10/2019
Expertos en fabricación aditiva industrial ponen el acento en las múlt
“Es necesario comenzar a pensar en 3D y dejar de lado el 2D para entender conceptos tan importantes como los volúmenes o las distancias”. Así de rotundo se ha mostrado Joan Folguera, de la empresa Intech 3D, en su ponencia sobre aplicaciones industriales en impresión 3D, dentro del programa de la primera edición del Foro de Fabricación Aditiva Industrial, que se ha celebrado hoy en el Palacio de Congresos de Zaragoza.

Más de un centenar de profesionales se ha dado cita en la capital aragonesa para tratar algunos de los aspectos más importantes de la fabricación 3D y sus aplicaciones a la vida diaria, en campos tan diversos como la arquitectura, la ingeniería, la medicina o la joyería “donde se trabaja con una precisión de micras, lo que hace que el producto final sea más puro y mucho mejor fabricado, además de ganar en tiempos y en procesos”, según Folguera.

El director general de Industria del Gobierno de Aragón, Javier Navarro, junto al director general de Feria de Zaragoza, Rogelio Cuairán, ha abierto este foro en la sala 2008 del Palacio de Congresos de Zaragoza y donde ha explicado la importancia de las nuevas tecnologías para el futuro de las empresas aragonesas y, en especial algunos sectores como el de la automoción, vital para la economía de la región.

Posteriormente, el director gerente del Clúster de Automoción de Aragón ha ahondado en el reto que presenta esta nueva fabricación y la demanda de la tecnología en el mercado automovilístico. Para Romeral, este sector se presenta ante tres problemas: autonomía y tecnología, baterías contaminantes e infraestructuras. En este sentido, ha explicado que en el Clúster se encuentran con varios tipos de empresas dependiendo de su nivel de maduración en el uso de la tecnología. Así, aquellas compañías más maduras y tecnológicamente avanzadas son las que utilizan de manera diaria la fabricación aditiva, cuentan con gran variación de diseño y tienen unos retornos de inversión de equipos muy cortos (seis meses o menos).

Por su parte, Guillermo Vicente, de Aitiip, ha explicado algunos de los casos prácticos en los que la fabricación 3D ha conseguido mejorar la vida de las personas. Uno de los ejemplos que ha expuesto ha sido el caso real de Jorge, un joven piloto de motocross, que tras una caída estuvo a punto de perder su tobillo y no volver a caminar correctamente. Tras varias operaciones sin éxito, la fabricación aditiva hizo que recuperara su tobillo y hoy por hoy ha vuelto a caminar y a ir en moto.

Otro de los ejemplos llega de la mano de la empresa automovilística OPEL, donde han normalizado el uso de la 3d para el utillaje de montaje en cadena, de manera que se ganan tiempos y ajustes de cara al montaje final de las piezas y su alineación. También relacionado con el motor, Vicente ha hablado de cómo la fabricación aditiva ha servido para disminuir el peso de una motocicleta en un 40 por ciento, mientras que los tiempos de montaje y ensamblaje han pasado de cinco a dos semanas.

En definitiva, un sector que, a pesar de no llevar mucho tiempo, contribuye al bienestar de los ciudadanos y a incrementar la tecnificación de las empresas y que tienen en LBL, el I Foro de Fabricación Aditiva Industrial, su lugar de reunión y de debate.